Inicio > Salud & Ambiente > Aceites: de la sartén al automóvil

Aceites: de la sartén al automóvil

aceiteAlumnos de 5º año de la EESOPI 3023 “San José de Calasanz” de Ramona, provincia de Santa Fe, se vieron en la desafiante tarea de promover un proyecto que contribuya al bienestar de toda su comunidad. Esta propuesta fue canalizada a través de la Comuna de Ramona, y tiene como objetivo el reciclado de aceites vegetales usados (AVU), convirtiendo un residuo en un recurso para producir combustible.

La puesta en marcha de este proyecto socio comunitario denominado “Aceites: de la sartén al automóvil”, trata de concientizar a la población ramonense sobre la contaminación que produce el desechar AVU en el suelo o en las cañerías, llegando a contaminar hasta 1000 litros de agua por cada litro de aceite arrojado.

Una vez planteado el problema, se propuso la idea de recolectar el aceite usado y transformarlo en biodiesel, un combustible natural que resulta mucho menos contaminante que los combustibles derivados del petróleo, ya que la combustión del biodiesel libera menor cantidad de gases, favoreciendo así la reducción del efecto invernadero y consecuentemente, el calentamiento global, que sería el responsable de los cambios climáticos que se observan alrededor de todo el planeta.

Para establecer un diagnóstico de la población de referencia se realizó una encuesta a grandes generadores de aceites usados y otra domiciliaria, en donde se logró una cobertura de alrededor de 400 hogares, con el objetivo de estimar el conocimiento general que la población tiene acerca del impacto ambiental generado por el derrame de aceites en el suelo y por las cañerías, como así también el grado de aceptación del programa comunal de recolección de residuos sólidos urbanos (RSU), denominado 3R: Ramona Razonable Responsable, que ya se viene llevando a cabo.

Asimismo, se realizaron reuniones con personal comunal del área administrativa y operarios responsables de la recolección de los residuos para poder tener así una visión general del problema presentado.

Encuesta1Del abordaje a los grandes generadores de AVU de la localidad (restaurantes, bares, rotiserías, etc.) se desprende que Ramona está arrojando al ambiente alrededor de 50 litros semanales de aceites usados, por lo que se estarían contaminando aproximadamente 200.000 litros de agua por mes.

Los resultados analizados fueron contundentes: la población no toma conciencia acerca de la contaminación generada por la mala deposición de los RSU en general, y de los AVU en particular. Teniendo en cuenta las entrevistas realizadas con el personal comunal y la encuesta a la población, se puede concluir que el sistema actual de recolección posee varios puntos a mejorar. Ese es el gran desafío que se presenta hoy.

Luego de recabar esta información, se tomó contacto con el área de recolección de RSU y con la Comuna local para concientizar a la población, y que todos sepan qué hacer con el aceite usado. De esta reunión surgió la idea de entregar, junto con los impuestos comunales, un folleto ilustrativo explicando cuales son los pasos a seguir para la correcta recolección de los AVU.

Además se está llevando a cabo una campaña publicitaria masiva, utilizando los distintos medios de comunicación que posee el pueblo (radio local, periódico El Cristal, folletería varia, uso de redes sociales y cartelería vial).

La Comuna de Ramona se ofreció a recolectar el aceite usado en los días y horarios de recolección de basura orgánica, hasta la instalación de nuevos puntos estratégicos de acopio en el trazo urbano. Asimismo, esa administración comunal, avanza en la construcción de la planta que realizará el procesamiento de los aceites para convertirlos en biodiesel.

Encuesta3Este proceso es bastante sencillo: cuando el aceite usado está filtrado y lavado, se coloca en un reactor, se calienta y se le agrega una mezcla de metanol y soda caustica, que son los responsables de que se produzca la reacción de transesterificación que da lugar al biodiesel. Luego se deja enfriar, se decanta y se lava 2 o 3 veces con agua. El resultado de este proceso es un combustible renovable apto para su uso en maquinaria agrícola o automotores diesel en general.

Se espera que esta campaña de como resultado que toda la población se comprometa con el proyecto y comience a cuidar el mundo en que vivimos, ya que es nuestra casa común, el único hogar que tenemos, y es nuestro deber como ciudadanos responsables hacer de este lugar, un lugar mejor para vivir.

Si el ambiente gana, ganamos todos.

Fuente: EESOPI 3023 “San José de Calasanz”

..

Anuncios
Categorías:Salud & Ambiente
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 20 julio, 2016 en 22:11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: