Inicio > Interés General > Enseñar a pescar

Enseñar a pescar

27 diciembre, 2014 Deja un comentario Go to comments

ensenar-educacion-emprender-ninos-jovenes-pescar-canaRespaldada por representantes de los sectores más diversos que denotan compromiso con la formación en valores y contenidos de la persona, la Academia Nacional de Educación, nacida en los albores de la democracia en los ’80, permanece firme bregando por la calidad educativa y defendiendo los principios ineludibles que todo gobierno debe asumir para garantizar el derecho a aprender que establece esclarecidamente la Constitución Nacional.

De la situación actual que vivimos los argentinos, nos habla su presidente, Pedro Luis Barcia, doctor en Letras, en una entrevista realizada por Raúl Vigini, publicada en el Diario La Opinión, que a continuación reproducimos.

¿Actualmente usted preside una de las Academias Nacionales más nuevas de la Argentina?

Hay Academias Nacionales posteriores a ésta, como la del Tango, o del Folklore que está en trámite. Esta cumple treinta años, y la característica es que nos hace señalar que nacimos y vivimos con la democracia. Y en nuestro estatuto está la defensa de la posibilidad del diálogo democrático en el seno de la Academia, que es lo que se hace. Porque hemos instaurado un hábito de que toda discusión que se haga sea sobre temas como toma de colegios o presencia ideológica en las escuelas o decisiones de unificar primero y segundo grado como una unidad, todo eso se desgraba y se publica en nuestro boletín que recoge estas intervenciones, con lo cual queda testimonio claro de qué es lo que pensamos los distintos académicos en torno a un tema, porque hay diversidad de posiciones y de teorías respecto de las situaciones, pero con mucha convivencia.

¿Cómo se puede revertir la falta de interés del alumno para estar en el aula?

Marshall McLuhan hablaba de que están en conflicto permanente dos tipos de aula, lo que llama el aula sin muros que es el mundo exterior que tiene una oferta gratísima, es simpática, motivadora de todos los sentidos, estimulante de la vista, del oído, etcétera y no le pide nada, absolutamente nada, ni ningún tipo de esfuerzo, eso es un aula. La otra presencia aular -hay que evitar áulico, que la gente y el ministerio lo dicen, cuando áulico es de palacio- es el aula académica donde se desarrollan las actividades diarias de los chicos. Aquí hay distintas posiciones, en primer lugar hay gente que cree que hay que volcar el mundo exterior en el aula y a su vez otros que creen que hay que mantener el aula incontaminada del mundo exterior. El aula académica tiene una función diferente de lo que es el aula sin muros. En primer lugar una cuestión de disciplina, de orden, de proceso, de algo que está organizado, que está previsto, que lo que busca es la evolución positiva del alumno. El mundo exterior lo que busca es básicamente el consumo. El adolescente es un elemento esponjoso para el consumo, y se ve que cada vez se ha ido bajando más el destinatario de los avisos y de los anuncios y se hacen más cautivos y les exigen a sus padres y demás. En cambio lo que queremos dejar en un aula es una persona, un ser con criterio propio, con autonomía, con libertad, con sentido estético, con sentido dialogante, con convivencia democrática, y todo eso no lo forma la calle, no lo forma el aula sin muros. Entonces cómo se forma eso, y… con esfuerzo, con disciplina, con trabajo. No hay peor cosa para la educación que empezar a bajar las exigencias y a ser cada vez más complaciente. Hay que hacerle entender al chico que una cosa es cuando juega al fútbol, y no puede hacer lo que quiere, ahí está adentro de un sistema, lo empuja a un compañero y tiene una pena: amarilla y roja y lo echan. Y es curioso que un chico acepte eso en un partido de fútbol y no en el aula, y que los padres -que es lo peor- estén de acuerdo con que cada vez sea más permisiva la escuela. Entonces se me ocurre que los padres son los que están generando en gran medida, un producto desastroso. Porque hay padres protestadores que es el que se enfrenta a las autoridades a preguntar por qué razón le han puesto una mala nota o un apercibimiento. Acabo de decirlo en un trabajo que las compañías de seguros tienen que incorporar la figura de docente golpeado porque todos los días se va agravando. Por otro lado lo que está pasando con la familia, que va evolucionando hacia una especie de anomia donde cada vez hay menos exigencias, menos normas y criterios comunes; al chico no se le enseña lo que hay que enseñarle en la casa que es cómo comer, cómo contestar, cómo comportarse en la relación con los demás, entonces es una tarea penosa la de enseñarle los actitudinales, es más cómodo pasarle a la escuela, y el padre se disfraza de amigo y el chico tiene en el padre un amigo, en el tío un amigo, en el abuelo un amigo, así que no tiene ni padre, ni tío, ni abuelo. Funciones que se espera que desde el punto de vista de la formación y socialmente cumplan esa figura, no existen, y busca la forma fácil de darle consentimiento y ser permisivo, y se exige que la escuela se encargue de todo. Entonces la escuela ya no es una segunda madre, es la primera madre, en muchísimos casos. Y nos encontramos con que la escuela tiene que volverse un contenedor, tiene que entrar y permanecer allí y hay que atarle la pata de alguna forma al todos-somos-genios-pez-arboles-frase-einsteinchico para que no se retire. Es un contenedor a trapo y soplo de cualquier manera. En segundo lugar hay que convertir a la escuela en un comedor, o sea que además tiene que dar de comer. En tercer lugar una especie de atenuador de tensiones violentas que el chico trae de la casa. En cuarto lugar la escuela debe ser un detector de las tendencias de las posibles adicciones que el chico tenga. Y si queda tiempo se enseña algo. Entonces la función natural de la escuela está desvirtuada por completo. Va a llevar muchísimo tiempo el volver las cosas a su cauce y además un maestro no puede hacer todo eso al mismo tiempo y enseñar. Están faltando en las escuelas tutores que acompañen el proceso de desarrollo de los chicos ¿Por qué hay muchos repetidores?, y, en primer lugar porque el maestro tiene que lidiar con todo. En las instituciones evolucionadas como son Finlandia o Rusia, y demás, tienen tutores que ni bien detectan en el inicial a los tres años que el chico tiene dificultades para determinados rasgos, para hablar con claridad, para comprender, le ponen un tutor que lo estimula y ahí estamos en la estimulación temprana que propone Abel Albino para sacarlo adelante, y lo sigue hasta que sale. Ahora, la peor cosa es darle complacencia al chico, no ponerle mala nota, no corregirle la ortografía, y cuando el chico sale hecho un inepto social ¿dónde están los de la actividad permisiva? ¿que no hay que corregirle la ortografía? y el chico presenta egresado del secundario, una nota pidiendo un trabajo diciendo “señor gerente” pero con jota y perdió el cargo. ¿Dónde están los teóricos permisivos, profesores que dijeron que había que dejar las cosas como están, que era muy cruel corregirles la ortografía? ¿Hay una incongruencia tan grande entre lo que se le puede exigir al chico –y se le exige- en el cumplimiento de los juegos con reglas establecidas inamovibles y lo que tiene que pasar en la escuela que es un encauce de todo ese esfuerzo del chico? Además uno lo prepara para la vida y la vida no le va a preguntar qué querés hacer, le va a exigir, le va a pedir y va a competir. La vida es una competencia. No se puede estar formando como una cosa informe, que no tiene definiciones, no tiene proyectos, no tiene voluntad, porque va estar sujeto a un montón de situaciones difíciles que no va a poder superar. Todo esto es inhumano, la verdadera estigmatización consiste en abandonarlo al chico con el pretexto de qué le quieren dar libertad, o posibilidades de que se realice, todo eso es un viejo cuento porque es más fácil eso qué ponerse en serio y si no lo hizo bien, hacelo de nuevo. No es ser autoritario, es tener autoridad, y la autoridad es una palabra que significa hacer crecer y promover a los hombres. El verbo audere es hacer crecer y promover, no es aplastar, eso es autoritarismo. Aunque se impusieron como si fueran la misma cosa y eso llega a la familia, a la escuela, a la sociedad y ése es el problema.

¿Cómo se dobla esa bisagra y cómo se empieza a trabajar para lograr lo que necesitamos?

Pedro Luis Barcia

Pedro Luis Barcia

Una de las palancas fundamentales para esta renovación es indudablemente la formación docente. Tenemos que profesionalizar la formación docente. En el libro que publicamos ahora, el capítulo mío se destina al ingreso a la formación docente. No existe ningún ingreso a la formación docente, o sea que ingresa todo el mundo. Ahora, bien, usted se pregunta esto: si el cincuenta y cuatro por ciento de los egresados no entienden lo que leen, no pueden leer en voz alta y tienen mala ortografía, y en este cincuenta y cuatro por ciento en muchos está representada la carrera para formar nuestros hijos. Y usted cuánto tiempo va a tener para ordenar eso. Entonces, el ingreso irrestricto va en contra de esta realidad. En segundo lugar, el país tiene mil doscientos sesenta institutos de formación docente. Francia tiene treinta, claro, posiblemente, Francia no tenga gente capacitada para formar los docentes, nosotros tenemos en estos momentos más o menos veintiocho mil especialistas, lo que es una mentira. En tercer lugar lo que hay que hacer es establecer la exigencia de los días de clases. Subir por los menos los días de clases a doscientos, doscientos diez, doscientos veinte, y cumplir esto. Y la jornada completa para que el chico tenga tiempo en el colegio y pueda trabajar más. La especificidad de los maestros que puedan dedicarse a dar clases y no tengan que preparar la comida, y no encargarse de que el chico tenga asistencia psicológica. Esto lleva a un deterioro de la función. Y va a llevar mucho tiempo esta evolución, no va a ser fácil, porque usted puede por un decreto del gobierno y con dinero refaccionar todas las escuelas, y puede lograr la digitalización de todo, lo que no puede lograr es personas que estén preparadas y capacitadas. Entonces tenemos que lograr que los docentes sean de excelencia y hay países donde se pelean por ser docentes por el sueldo que tienen y acá estamos peleando por tener un sueldo.

Una reflexión final

Lo que estoy viendo es que ni las universidades, ni los institutos superiores de formación docente, están manejando bien la lengua. Porque la lengua tiene cuatro vías, que son el leer, el escribir, el escuchar y el hablar. En estos momentos hemos retrasado enormemente la llegada del manejo de la lectoescritura. Antes en primer grado el chico sabía leer y escribir, o por lo menos tenía las bases, ahora en tercer grado tiene dificultades. Entonces en lo que hay que insistir más es en la comprensión de todo tipo de textos, que puede ser un cuentito, una novela, una película, un cuadro, no solamente lo escrito y ejercitarlo en esto para que comprenda. La comprensión de estos textos asegura la comprensión del real sentido de la realidad. Lo que ha quedado siempre de lado, postergado como cenicienta, ha sido el hablar y el escuchar, no se le enseña ni se practica en la escuela porque dicen que son naturales en el chico, y en realidad no son naturales, y se corre el riesgo porque el chico en su vida, el ochenta por ciento de lo que va a ser cuando adulto es hablar, no es escribir y sin embargo no lo capacitan. Entonces una persona que sale del secundario sin capacidad de un discurso fluido, sin posibilidad de tener un léxico acorde a lo que piensa, porque la lengua condiciona el pensamiento, es un chico cautivo de sus limitaciones. No piensa con libertad y no puede ejercer el derecho a la palabra porque no puede encauzar en tres frases coherentes lo que piensa, por lo tanto es un ciudadano de segunda y afecta seriamente a la democracia.

Fuente: La Opinión

Anuncios
Categorías:Interés General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: