Inicio > Opinión > Sherlok Homes: más vivo que muerto

Sherlok Homes: más vivo que muerto

19 septiembre, 2013 Deja un comentario Go to comments

Holmes-y-WatsonDurante el año 2013, alumnos de 2° Año de la Escuela Media N° 247 de Colonia Aldao, desarrollaron el tema de Literatura Policial, con la docente Luciana Fino. Esto sirvió de estimulo para que los alumnos realizaran algunos cuentos que a continuación reproducimos:

Sherlok Homes: más vivo que muerto (1960)

Todo comenzó un día, cuando le llegó la hora de ejecución a James Blake, todos esperaban ansiosos su muerte porque en San Francisco era el secuestrador de niños más famoso de la zona. Este los secuestraba para transportarlos a los países del exterior. Las mujeres tenían terror en llevar a sus hijos a la calle, porque en el menor descuido él y sus secuaces se los sacaba sin que se dieran cuenta. James Blake debía ser ahorcado a las 10:15 a.m. La gente comenzó a llegar a la plaza principal de San Francisco donde se llevará a cabo este asesinato a las nueve, esperando con ansias la muerte de James Blake.

Los guardias fueron a la celda donde estaba, una celda fría, sombría, éste estaba sentado en una esquina, con la cara de desgano como que ya estaba con la soga en el cuello. Lo levantaron como una pluma, le ataron las manos, le colocaron una tela negra en la cabeza y atada al cuello.

Lo llevaron donde estaba la horca, la gente le tiraba con piedras, con palos y yo digo que sí hubieran tenido armas de fuego le arrimaban plomo al cuerpo, pero igual de todas formas iba a morir.

La plaza estaba rodeada de guardias que cuidaban todas las veredas, justo a la par de la horca estaba el comisario Jakson y todos los del comando policial.

-Te llegó la hora -.dijo el comisario con una sonrisa como diciendo “tan malo y mira como terminaste”.

Blake lo mira y le sonríe mientras le colocan la soga al cuello, justo antes de que le dieran el empujón para que cayera y la soga le ajustara el cuello hasta matarlo, lo vuelve a mirar y le dice:
-Esto recién empieza-.y se arrojó solo, sin que ningún guardia lo empujara. El comisario lo miró con una cara de terror y quedó pensativo varios minutos, hasta que su ayudante le dijo:

-Capitán, parece que ya murió, si ya parece que tiró la pata-.

– ¿Lo descolgamos para que el doctor Fredy lo chequee si no quedó respirando?-.

– Si, bájenlo nomás-.dijo el comisario, todavía pensativo.

El doctor rápidamente lo revisó con gran cuidado, con miedo de que esté vivo y lo use como rehén para escapar de ahí. -Ya se murió, Capitán-. Dijo con una cara de alivio.

Yo los miraba desde muy lejos, desde un balcón donde yo me sentaba siempre en verano para tomar aire fresco. Pensaba en el dolor de la gente que lo rodeaba para verlo morir. También pensaba que tal vez algunas de esas personas eran padres de los niños desaparecidos y el dolor que deben sentir los mismos. Yo no alcancé a escuchar la frase de Blake antes de morir, pero el murmullo de la gente me lo hizo saber. Porque siempre hay viejas chusmas en donde haya un conflicto o algo nuevo en la ciudad, ellas se encargaban de comunicar todo. Yo las apodo como “las FM de San Francisco”, a mi no me agradaba mucho la actitud de estas señoras pero esa vez que yo no había escuchado el corto diálogo de Blake y Jakson me hicieron quedar un poco pensativo a mi también como al comisario. Lo primero que pensé es que al finado antes de morir había contratado a gente para que planee una venganza contra el comisario, porque él fue el que lo encontró tratando raptar a un niño.

A los 3 días de la muerte de Blake la gente de la Ciudad estaba muy alborotada, porque el sereno del cementerio vio la tumba de James y no estaba más. La tumba se encontraba totalmente destruida.
A la media hora que Whatson me contó lo que había pasado con James llegó el comisario al hotel donde yo vivo, pidió para hablar conmigo y lo dejé pasar. Asustado me dio una carta escrita ayer por Blake, la abrí y la leí, la carta decía:

Jakson:
Te lo dije… “Esto recién empiezo”.
Yo contigo no tengo rencor alguno. Así que no temas.
He vuelto del más allá, pero no por venganza. Yo conseguí el perdón de Dios. El me dio una segunda oportunidad, para remediar mis equivocaciones. Es por eso que te pido que reúnas a la gente de la Ciudad en el teatro de ópera para aclarar mi resucitación. Pero tú debes calmarlos primero porque yo vengo en son de “Paz”. Atentamente……
Gracias.

Yo lo primero que pensé fue que “todo esto es una farsa, no creo que haya dos Cristos en el mundo”. El comisario con miedo me dijo: -Homes, haya una explicación a esto, porque tú eres el único que puede ayudarme-. Yo quería dejar a un lado los casos, pero no me resistí y acepté.
-Veré lo que puedo hacer-. Le dije, como diciendo no hay mucho que explicar, pero yo sabía bien que acá había gato encerrado.

Por lo visto Blake tenía vigilado al comisario, porque él se retiró de mi casa, yo tomé mi pipa, mi maletín y salí a la aventura.

Antes de salir le dije a Whatson: -Ordena un poco mi oficina, y no me esperes, seguro que vuelvo tarde-. Whatson me miró con una cara como diciendo “si no vuelve para la noche yo también me siento involucrado”.

Cuando salí por la puerta del edificio hice dos cuadras y noté que dos hombres estaban siguiéndome, doblé en un callejón oscuro, ellos también doblaron en dirección mía. Salté un par de contenedores de basura, pateé un par de gatos que se encontraban en el callejón y se cruzaban en mi camino. Hasta que apareció un tercer hombre delante de mí y quedé totalmente encerrado, uno de ellos sacó un aerosol y me roció la cara con el mismo, comencé a ver un poco borroso hasta que me desvanecí por el suelo.

Desperté en un cuarto grande con un montón de velas encendidas rodeándome, comencé a escuchar pisadas que se acercaban a mí, de pronto frente a mi estaba Blake. -Homes, Homes-. Dijo con un tono irónico. -James-. Le dije mirándolo a los ojos.

Comenzó a hacerme un discurso de cómo yo era como detective, y decía:
-Sherlok Homes, el gran detective reconocido por su gran inteligencia y razonamiento, el mejor investigador del mundo acá atado a una silla sin poder moverse ni pensar-. Lo escuchaba con atención, es cierto yo no podía pensar o dicho con otras palabras no podía concentrarme en la situación, la cabeza me volaba hacia cualquier parte.

-iPensaste que podías descubrir mi plan! te equivocaste como nunca Homes-. Dijo muy enojado.

-Yo solo hago mi trabajo-. Dije mirando con una sonrisa. -A esta película ya la vi, el malo pierde y el detective termina satisfecho con su paga-. Le dije sin cambiar la sonrisa.

-¡¡¡Cállate!!!-, me dijo muy furioso.-yo no voy a perder este juego, el que va a perder sos vos Homes, ¡pensaste que podías quedar bien con la gente como detective sabelotodo! Pero no, esta vez va a ser diferente, va a ser el único caso que dejas sin resolver, es más, nadie te va a volver a ver Homes, yo te voy a matar, lo juro como que me llamo James Blake-.

Yo, mientras él hablaba, trataba de desatarme las manos con una navaja que llevo siempre conmigo debajo de la manga de la camisa. Blake se retiró de la habitación y cerró la puerta de madera, me desaté y comencé a encender más velas que encontré en un armario lleno de polvo, cuando encendí todas las velas encontré un farol, lo encendí y este me facilitó mas la visibilidad. Al fondo de la habitación encontré una segunda puerta que conducía a un gran estante.

En éste había toda clase de vinos importados, comencé a chequear los vinos, los corría, los cambiaba de lugar, los volvía a acomodar para ver si se habría una puerta secreta. Y sí, la había, la hallé justo cuando levanté la mirada y vi una botella distinta a las otras, la tomé entre mis manos y la coloque sobre una baldosa de color blanco. El estante comenzó a subir, conducía a un laboratorio. Parecía como si en el mismo se estaba experimentando algo. En una mesa había diferentes tipos de planos y frascos, vados, en ese momento deduje que Blake no había muerto, sino que todo estaba planeado, la captura de él y su supuesta segunda vida.

James antes de ir a la horca había tomado una sustancia hecha en su laboratorio que paralizaba varios segundos el corazón, así que fue sepultado vivo, es por eso que al comisario le dijo “esto recién empieza”.

Ahora se aclara todo; Porque el doctor había dicho que estaba muerto. Pero aún queda algo sin resolver: el ¿por qué no había muerto? Todos fuimos testigos, todos lo vimos colgado…

Decidí abandonar el edificio e ir a la horca donde confusamente murió, descubrí que la soga no era solo una soga, sino que ésta tenía un nudo que trababa en un punto y no dejaba ceñirla. Justo ahí me di cuenta de que los policías también estaban involucrados en esto.

Llegaba la hora en que todos debían ir al teatro, al famoso discurso de Blake, tomé rumbo para allá. Cuando llegué la entrada estaba repleta, vigilada por los secuaces, debía buscar otro acceso porque si entraba por la puerta principal se iban a dar cuenta de mi presencia.

Rodeé el edificio, comencé a trepar por unas enredaderas y me prendí a una ventana, me estaba por caer al suelo. Whatson me tomó de la mano y ayudó a subirme…-¿Qué haces aquí?-. Le pregunté.-Los amigos están en las buenas y en las malas-. Me dijo con alegría de que yo aún esté vivo.

De pronto se comenzó a oír la voz de Blake, comenzó su discurso. Yo aparecí por detrás de él, lo atrapé y lo até con una soga la cual se utiliza para sostener el telón.

Comencé a dar a conocer a la gente sobre la reaparición de Blake. Mientras yo hablaba éste se desató y saltó por el balcón del edificio hacia otro paralelo a éste, pero quedó corto y cayó al vacío.

Parece ser que otra vez soy el héroe y descubrí otro caso, decidí no abandonarlos y seguir con más aventuras…

Autor: Martín Fernández

Quizás te interese leer:
Luna llena, cuento ganador en concurso 2010

Anuncios
Categorías:Opinión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: