Inicio > Opinión > La lanza del destino

La lanza del destino

Después de la emotiva disertación de Paxi Quillan, representante de la comunidad aborigen de Napalpí (Chaco), las alumnas de cuarto año de la E.E.M. N° 247, Fernanda, Rocío y María Ángela realizaron, con la profesora de Lengua y Literatura, una reseña de La lanza del destino de Mario Vidal, libro que motorizó una demanda judicial por 116 millones de dólares contra el Estado Nacional Argentino, entablada por las etnias toba y mocoví de la provincia del Chaco.

Se trata de un libro breve, divido en seis capítulos con diferentes subtítulos, en los que el autor narra y describe las atrocidades llevadas a cabo por “blancos” para lograr conquistar lo que denominaron “el desierto”. Pero Vidal deja bien claro que esto no era un desierto, sino un lugar con sus habitantes genuinos, los aborígenes, y recalca: “nuestros hermanos aborígenes”, aborígenes tan argentinos como todos nosotros, con el mismo derecho a la vida que todo habitante del mundo.

Leer este libro significa conocer y enterarnos de numerosos hechos violentos que padecieron estos seres milenarios, los cuales fueron ocultados e ignorados por historiadores según su conveniencia.

Los maltratos sufridos por estas personas comenzaron a principios del siglo XVI con la llegada de los colonizadores a América Central y que, lamentablemente, siguen hasta el día de hoy en los escasos pueblos que lograron sobrevivir a tan macabras acciones.

¿Con qué derecho y con qué justicia tuvieron en tan cruel y horrible servidumbre a estos aborígenes? ¿Con qué autoridad hicieron tan detestables guerras a esta gente que estaba en sus tierras? ¿Acaso no eran seres humanos? ¿No tenían almas racionales? ¿No estaban obligados a amarlos como a ellos mismos? ¿No entendían eso? ¿No lo sentían?

Parece que no, ya que cometieron actos propios de bestias, no de seres humanos, como: cortarles las manos a los aborígenes que no conseguían oro, al término de las matanzas los secuestradores tomaban como rehenes a mujeres y niños, los patrones se aprovechaban por la falta de conocimiento de sus derechos, mataban a los caciques de estocadas en el corazón y partían como zapallos los cráneos de la indiada.

Debemos detenernos en Napalpí, Chaco, donde quedó una herida abierta a partir de 1924, cuando se produjo una cobarde y feroz carnicería, en la cual los heridos fueron degollados, los esfínteres fueron colgados en palos y los atacantes solo cesaron de atacar cuando advirtieron que en los toldos no quedaba un indio que no estuviera muerto o herido. Entre hombres, mujeres y niños fueron muertos alrededor de 200 aborígenes.

Desde un aeroplano con la utilización de alguna sustancia química, se incendió la toldería donde habitaban “los rebeldes”. Se dispararon más de 5000 tiros y la orgía de sangre incluyó la extracción de testículos, penes y orejas de entre los muertos, los cuales guardaban como trofeos que luego eran exhibidos, haciendo alarde de guapeza en la comisaría.

“PODRÁ ALZARSE CUALQUIER MONUMENTO AL INDIO EN UNA PLAZA PÚBLICA DE LA CAPITAL FEDERAL Y HASTA CANTÁRSELE LOAS, PERO EN LA REALIDAD DE LA VIDA SE LO EXPLOTA, HUMILLA, EXPULSA Y MATA.”

Con desgarradora crudeza, con pasión, y sin olvidar datos precisos y contextualizados en la historia, Mario Vidal, nos ofrece el relato atroz de la lucha despiadada contra el indio chaqueño.

Invitamos a todos a la lectura de La Lanza del Destino, y soñamos que cada uno de nosotros reaccione y en consecuencia se movilice y actúe para poder ayudar a sanar esa herida que todavía sangra.

Vea también: La masacre de Perón: el exterminio de la comunidad aborígen de Pilagá (1947).

Anuncios
Categorías:Opinión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 4 julio, 2012 en 19:59

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: