Inicio > Salud & Ambiente > Sanar una enfermedad cultural

Sanar una enfermedad cultural

28 septiembre, 2010 Deja un comentario Go to comments

Una de cada diez adolescentes sufre trastornos alimentarios. Mabel Bello, directora de ALUBA y una de las especialistas que mas saben del tema, sostiene que los trastornos de alimentación son producto de una cultura individualista, posmodernista y de aislamiento.

La Argentina es el país en el que mas cirugías plásticas se hacen. Sumado a este dato, entre el 5% y el 15% de las muertes por causas psiquiátricas son producto de la bulimia y la anorexia. “El mandato de ser linda es algo cultural. Cuando hacemos prevención primaria en las escuelas, les preguntamos a las chicas de cuarto grado qué quieren ser cuando sean grandes. `Lindas`, dicen. Como si ser lindas fuera una profesión”, comenta la doctora Mabel Bello.

Con un método terapéutico reconocido en todo el mundo, desde hace más de 25 años la ONG que dirige Mabel trabaja incansablemente contra este mal. “Vivimos en la cultura del delivery”, destaca, mientras comenta que una de cada diez adolescentes sufre de trastornos alimentarios.

-¿Cuáles son las principales causas que despiertan este tipo de patologías en las personas?– Evidentemente, la patología alimentaria es producto de la cultura posmodernista, del individualismo y de la globalización. Todo esto produce una falta de control y de Educación de los impulsos, que lleva a estas consecuencias. Otro factor de riesgo es el abuso sexual en la infancia, que por destruir la autoestima, favorece el curso de esta conducta que es tan autoagresiva.

-¿Cómo les enseñan a los padres a acompañar a sus hijas en esta enfermedad?– Cuando hacemos la prevención en la época del jardín de infantes, mencionamos las conductas que deberían adoptar, pero lo hacemos a la inversa para facilitarles la identificación con lo que ellos hacen diariamente. Si ustedes quieren tener un hijo anoréxico o bulímico, critique a su hijo todo el día porque eso destruirá su autoestima y le dará la posibilidad de caer en una trampa cultural. Dígale todo el día que es gordo o que es feo, de manera que se fije en su cuerpo y empiece a notar sus defectos; no lo deje comer comida chatarra en ningún caso así empieza a comer con culpa y a escondida. Háblele todos los días de gordura y flacura, y muéstrele como hacer dieta. Recuérdele todo el tiempo que es un tonto, que es un inútil, que no sirve para nada.

-¿Cómo se sabe que una persona puede estar entrando en la anorexia?– Primero hay una detracción social, un aislamiento. En realidad, se supone que hay un fracaso antes de que empiece la patología: antes el desafío de crecer y de competir, la persona da un salto hacia atrás. Lo curioso es que el 25% de las pacientes que tienen anorexia comienza a liberar menos hormona sexual antes de empezar a adelgazar. La paciente se retrae y fija su meta en si misma, esto se da en muchos casos de chicas que son súper estudiosas y que tienen miles de actividades: no paran nunca, pierden el sentido de realidad, la sensación de fatiga y la sensación de hambre. Allí empieza el adelgazamiento y la negación maniática del hambre (la sienten, pero la niegan, porque tienen mucho miedo a engordar). Al principio, les causa euforia, pero con el tiempo se dan cuenta de que los problemas siguen siendo los mismos y ahí empieza la anorexia. Lo peor es que muchas veces los padres niegan su aparición, porque, como la cultura lo indica, su hija se cuida.

-¿Existe algún patrón común para todos?– Nos dimos cuenta de que el 80% de los pacientes y su familia correspondían al espectro bipolar: eran propensos a emociones inestables, impulsividades, juegos patológicos, alcoholismo, drogodependencia, depresión…todos los ánimos fluctuantes favorecen la aparición de estas enfermedades.

-¿Y qué pasa con la bulimia?– Pasa algo un poco diferente, pero con los mismos objetivos. Es una chica que fracasa en su adaptación y, entonces, quiere ser más flaca para tener más éxito, pero su cuerpo le hace una trampa: mientras ella cree que puede comer poco, su organismo hace un programa para combatir el hambre que tiene una acción contraria. Entonces se levanta pensando en que va a hacer ayuno y, de pronto se encuentra con la cabeza metida en la heladera sin límites. Después, aparece la culpa y las conductas purgativas, y ahí empieza la bulimia. En la bulimia se ven muchos signos de irritabilidad, manchas en la ropa, la persona se va al baño después de comer, falta de dinero y comida en casa…

-¿Cuál fue el puntapié inicial para la creación de ALUBA?– Con un equipo interdisciplinario, creamos un plan y cuando lo dimos a conocer, no pudimos frenar al aluvión de personas que se acercaron a pedir ayuda al hospital de gastroenterología, Doctor Carlos Bonorino Udaondo. No había ningún lugar que se ocupara de la anorexia y la bulimia, y la nuestra fue la primera institución hospitalaria que tuvo un servicio dedicado a estas dos enfermedades. A los pocos meses, ya teníamos entre 80 y 100 pacientes. Entonces, surgió la necesidad de crear una ONG porque no podíamos abarcar la atención de tantos pacientes con los recursos que tenia el hospital. Así, los padres de los pacientes terminaron por fundar lo que hoy es ALUBA.

-¿Cómo fueron esos primeros años de trabajo?– Empezamos a hacer las cosas de una manera experimental. Habíamos escuchado todas las teorías acerca de la anorexia y la bulimia, y creíamos que la Escuela Francesa de Psicoanálisis, era nuestra luz en el túnel. Esta corriente dice, en síntesis, que los padres son culpables de estas enfermedades y que hay que alejarlos de sus hijos para poder cuidarlos.
Nosotros paradójicamente por la escasez de recursos, necesitábamos de los padres para emprender nuestro trabajo.
Con el tiempo, además, nos dimos cuenta de que la mayor parte de las cosas que aprendemos vinieron de ellos y de los apacientes mismos, y no tanto de los libros.

Cultura y Liderazgo

“Es una patología que empezó a ser explosiva tan pronto, los que mas sabían del tema eran los enfermos; los que iban evolucionando nos ayudaron a curar a las siguientes generaciones. ALUBA se basa en el liderazgo de aquellos que tienen una conducta progresista y progresiva, que son lideres de opinión y mueven a los demás hacia la mejora”, explica Mabel Bello. “Así como aprendimos de las pacientes, aprendemos de los padres. Muchos de ellos nos acompañan desde hace 25 años: una vez que sus hijos se curaron, se quedaron como voluntarios para ayudarnos en esta metodología”, agrega la especialista en trastornos alimentarios.

-¿En qué consiste el tratamiento?– Antes de proponer un tratamiento, tuvimos que crear una metodología clara.
Para ello, no armamos un puente solo médico, sino que buscamos fuentes, por ejemplo, sobre la negociación de conflictos en la escuela de Harvard, y analizamos los procesos colectivos de filosofía y sociología para entender qué pasaba en la cultura. Nosotros vemos a la anorexia y a la bulimia como una enfermedad de la cultura: si bien toma a personas que están dispuestas a enfermar, la explosión de casos tiene mucho que ver con la cultura que todos practicamos.

-¿Cuál es la diferencia entonces, con una tratamiento tradicional?– La red de servicios y el no tomar al paciente a su familia por separado, sino a toda la cultura en la que él esta inmerso, como objeto de tratamiento. No hablamos del cuerpo, sino del futuro y de los talentos de cada paciente. Nos fijamos en las partes positivas que tiene cada uno, en sus amigos y en su vínculo familiares, en los valores de la honestidad y de la sinceridad. Creamos un microclima social en donde no existe la mayor parte de los elementos que favorece la aparición de la patología. Muchas veces, cuando damos de alta a los pacientes, los escuchamos decir: “gracias a esta enfermedad mejore mi calidad de vida familiar. Ahora hacemos mas planes en conjunto, estamos mas tiempo entre nosotros, aprendemos a respetarnos”. Ese es el cambio que realmente dio lugar a un cambio personal. Cuando les preguntamos qué les pasa respectos de las obsesiones con el cuerpo, ya no nos hablan del físico, sino del futuro. Este cambio cultural se hace entre todos.

-¿A quien te referís cuando hablas de un nosotros?– En este grupo se trabaja interdisciplinariamente con la comisión formada por los padres de los enfermos y el equipo profesional: cada uno estudia las partes que conforman la enfermedad y nos ponemos de acuerdo en tomar desiciones en conjunto. También me refiero a los pacientes, los líderes, a los padres por coordinadores, a los pequeños grupos de hermanos, de amigos y de novios. Además, se toma contacto con las instituciones a las cuales asisten los pacientes, con sus trabajos, sus universidades, sus escuelas, de tal manera que la persona no esté sola, sino que haya una red de servicios que la este acompañando en su recuperación.
Me refiero al grupo de autoayuda que es la fuerza motora para el cambio.

Fuente: Revista Nueva. 26 de septiembre de 2010.

Anuncios
Categorías:Salud & Ambiente
  1. 30 junio, 2012 en 8:46

    Hey I know this is off topic but I was wondering if
    you knew of any widgets I could add to my blog that automatically
    tweet my newest twitter updates. I’ve been looking for a plug-in like this for quite some time and was hoping maybe you would have some experience with something like this. Please let me know if you run into anything. I truly enjoy reading your blog and I look forward to your new updates.

  2. 29 julio, 2012 en 20:18

    Fantastic blog you have here but I was wondering if you knew of any discussion boards that cover the same topics
    discussed in this article? I’d really like to be a part of online community where I can get suggestions from other knowledgeable individuals that share the same interest. If you have any suggestions, please let me know. Bless you!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: