Inicio > Interés General > El 40% de las licencias docentes son por problemas psicológicos

El 40% de las licencias docentes son por problemas psicológicos

13 septiembre, 2010 Deja un comentario Go to comments

Durante la segunda mitad del año es común que los trabajadores comiencen a sentir el peso de los meses de trabajo y eso repercuta en su salud. En el caso de los docentes el problema parece profundizarse. El sistema telefónico de pedido de licencias médicas registra un incremento de las mismas a partir de junio y en especial en el cuarto trimestre del año. Los problemas más habituales son aquéllos vinculados al estado psicológico de los educadores. Desde Amsafé destacaron que la situación es preocupante.

Según datos brindados por el Ministerio de Educación de Santa Fe, el 38,7 por ciento de las licencias médicas otorgadas en julio a los docentes se encuadra dentro de la categoría Trastornos Mentales y del Comportamiento.

En segundo lugar, se encontraron las enfermedades en el sistema osteomuscular y en el tejido conjuntivo, con un 19 por ciento; y en tercero los problemas del sistema respiratorio, con un 10 por ciento.

“Los meses de mayor ausentismo son julio, septiembre, octubre y noviembre. Empieza en invierno y después sigue subiendo”, comentó la subsecretaria de Coordinación Técnica y Administrativa, Griselda Fuentes, y agregó que “el ausentismo médico es de alrededor del 15 por ciento, en la segunda mitad del año”. Y remarcó que si bien en los primeros meses es un poco más bajo, siempre está arriba de los dos dígitos.

En relación al ausentismo, la funcionaria explicó que en julio se pidieron 26.000 licencias médicas. Pero que en algunos casos se dieron más de una al mismo docente porque puede ocurrir que el educador se enferme más de una vez en el mes o tenga una recaída.

“El número varía y puede llegar hasta 36.000 ausencias registradas en un mes”, dijo Fuentes.

El origen de los problemas

Los problemas osteomusculares y del tejido conjuntivo están fuertemente vinculados a los problemas de postura y a la gran cantidad de horas que pasan de pie frente al curso.

Sin embargo, son los problemas psicológicos los que generan mayor preocupación por el desgaste que suponen al docente y la situación que se vive dentro de los establecimientos educativos.

El secretario adjunto de Amsafé (Asociación del Magisterio de Santa Fe), José Testoni, se refirió al tema. “La docencia es una profesión que expone muchísimo a los trabajadores. Eso está estudiado. Los docentes padecemos del síndrome de Burnout y eso hace que tengamos altísimas posibilidades de tener un agotamiento psicológico y una sensación de estrés permanente de la que, en algunos casos, sin un buen tratamiento es imposible salir”, manifestó el gremialista.

Testoni habló de varios factores que afectan la moral de los educadores. “Tiene que ver con que los docentes empezamos a ver ausencia de cambios. A pesar de que trabajamos para eso no vemos modificaciones”, comentó. Además hizo especial hincapié en la falta de respeto que hay hacia la profesión.

La caja de resonancia

Desde siempre, los problemas sociales repercuten en los establecimientos educativos y encuentran en los maestros el rol de contención que no hallan en otros actores sociales ni instituciones. Poco a poco, el papel de enseñar se ve invadido por funciones de asistencia social, resolución de conflictos y hasta de brindar comida a los niños y adolescentes que llegan a las aulas.

“Esto viene pasando desde hace mucho tiempo, desde que nuestro país empieza a vivir estas situaciones de mayor pobreza y exclusión, de degradación de las condiciones de vida”, comentó el secretario adjunto del gremio de los docentes oficiales.

En la escuela se necesita el capital tangible del edificio escolar, el salario y los elementos para poder trabajar. Pero también hace falta el capital intangible que es la presencia de una persona estable, fuerte, que puede guiar y despertar en los alumnos la voluntad de crear conocimientos.

Qué les pasa a los docentes

Según datos del Ministerio de Educación, las licencias otorgadas en julio de este año fueron por:
• 38,7% trastornos mentales y de comportamiento.
• 19% problemas osteomusculares y de los tejidos conjuntivos.
• 10% afecciones en el sistema respiratorio.

Junio, julio, septiembre, octubre y noviembre son los meses de mayor demanda de licencia.

• 10,21% fue el ausentismo en marzo.
• 15% fue el ausentismo en julio.
• 26.000 licencias médicas se otorgaron en julio.

Burnout:

• El Síndrome de Burnout es el desgaste profesional que sufren las personas que trabajan en ámbitos de la enseñanza u otras actividades que exijan altas demandas sociales.

• Hace dos años un grupo de profesionales compuestos por las licenciadas en Enfermería Ana María Berraz y Estela Scalzotto, y el profesor Hector Storani, entre otros especialistas trabajaron – a través de cursos desarrollados en la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral – para explicar qué es esa dolencia y formar a quienes se dediquen a tratarla.

• Se presenta en etapas denominadas de las 3 D: “Comienza con un desgaste, sigue en con el desánimo y la desesperanza. Hay una falta de prestigio social, de reconocimiento, ausencia de éxitos terapéuticos en el personal de la salud y de éxito pedagógico en el caso de quienes se dedican a la docencia”, aseguró por su parte Scalzotto.

Fuente: Diario UNO de Santa Fe.

Anuncios
Categorías:Interés General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: