Inicio > Interés General > ¡Viven!

¡Viven!

Los 33 obreros que quedaron atrapados hace 17 días en un yacimiento en Chile lograron comunicarse y dieron a conocer que todos continúan con vida. El Presidente Piñera fue quien dio el anuncio.

Estamos bien en el refugio los 33” dice el papel que los hombres bajo tierra hicieron llegar a la superficie.

Los mineros -32 chilenos y 1 boliviano- quedaron atrapados el pasado 5 de agosto en un yacimiento de cobre y oro en San José, al Norte de Chile, tras producirse un derrumbe a unos 400 metros de profundidad. Nuevos derrumbes, tres días después, complicaron la opción de un rescate directo a través de un ducto de ventilación.

Los mineros accedieron a un refugio construido a 700 metros de profundidad, con oxígeno, agua y alimentos, diseñado para este tipo de casos, donde fueron finalmente contactados a través de una sonda perforadora el domingo 22 de agosto.

Después de que las máquinas perforadoras alcanzaron el lugar donde se refugian los mineros, éstos enviaron un mensaje dentro de un plástico en el que confirmaban que estaban a salvo.

¿Hay imágenes de los mineros?
Una cámara de televisión montada en una sonda subterránea logró captar parcialmente las caras de algunos de los mineros. Tanto el presidente Sebastián Piñera como los familiares de los trabajadores pudieron ver las imágenes. Según el mandatario, tenían los torsos desnudos, posiblemente debido al calor, y saludaban agitando los brazos.

¿Cómo supieron los rescatistas que los mineros están bien?
El minero Mario Gómez, de 63 años, el más veterano del grupo, hizo llegar, atada a las barras de la sonda perforadora, una carta a su familia y a los rescatistas, en la que relataba que el grupo contaba con agua en el refugio. Además, dijo que hicieron uso de vehículos en el interior de la mina para tener luz, y que también utilizaron una retroexcavadora para recoger agua.

¿Cuáles son los siguientes pasos?
Los rescatistas se preparaban anoche para enviar a los mineros pequeños tubos de plástico, denominados “palomas”, equipados con glucosa, agua mineral enriquecida y otros artículos de supervivencia. Además, se les enviarán linternas y equipos de comunicación.

¿Cómo se realizará ahora el rescate?
Los mineros serán evacuados a través de un hoyo de 70 centímetros de diámetro, que se hará ampliando el hoyo ya existente de 8 centímetros que hizo la sonda. Los mineros limpiarán los escombros de las excavaciones y luego serán evacuados “uno por uno” a través de una cuerda.

¿Cuánto tiempo llevará sacarlos de la mina?
Según el jefe del operativo de rescate, Andrés Sougarret, las tareas de rescate se demorarán alrededor de cuatro meses, debido al riesgo de un colapso.

El papel del Presidente Piñera

Cuatro viajes a la mina en 17 días marcaron la presencia más activa de un presidente en una catástrofe que se recuerde por estos lares. Ni siquiera para el terremoto del 27 de febrero, hubo tanto protagonismo oficial en las labores de socorro.

Enterado del accidente durante su gira por Ecuador y Colombia -para la asunción de Juan Manuel Santos-, el mandatario supo desde el principio que el número de mineros era demasiado alto como para hacer la vista a un lado.

Después de interrumpir su gira, e ignorando los consejos de sus asesores y ministros, visitó la mina y se reunió con los familiares, en lo que pudo ser un desastroso golpe para su popularidad, la cual tampoco andaba muy bien en las encuestas.

Mantuvo durante toda la crisis a su ministro de Minería, Laurence Golborne, en el lugar de la tragedia. También recibía informes a toda hora del avance de los sondajes y de las posibilidades de encontrar al grupo con vida. Durante la última semana, solía repetir a sus cercanos que soñaba con hacer realidad la imagen de los mineros saliendo de la oscuridad y abrazando a sus familiares. Una postal, decía él, similar a la de los rugbiers uruguayos tras el milagro de los Andes en 1972.

Con los días, sin embargo, dio la impresión de que, pese a la irrompible fe de las familias, el gobierno optó por bajar las expectativas. Golborne, incluso, fue increpado más de una vez por los familiares luego de decir que las probabilidades de encontrarlos con vida eran muy bajas.

Piñera, para quienes estuvieran cerca de él en las últimas semanas, esta vez no hizo cálculo alguno, como siempre le critican sus detractores. Llamó personalmente a la Casa Blanca para solicitar la mejor tecnología disponible, hizo gestiones ante las multinacionales que operan minas en el país para que toda su maquinaria y personal estuvieran a disposición del rescate. Dio una señal clara a las familias: aquí no se escatimaría en gastos. El dinero no sería impedimento para sacar a los mineros con vida.

Los escenarios que manejaba hasta ayer por la mañana eran duros y complejos. ¿Qué pasaría si se encontraba a los mineros muertos? ¿Quién daría la cara para explicar el fracaso? ¿Era justo arriesgar nuevas vidas en el rescate de los cuerpos?

Piñera, hasta último minuto, apostó por el milagro.

Fuente: Diario La Nación | Diario La Opinión

Anuncios
Categorías:Interés General
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: